CRITERIOS A CONSIDERAR PARA COMPRAR UN BUEN LED

La introducción del LED en los hogares es ya un hecho muy consolidado.

Las lámparas LED (Diodos Emisores de Luz) son la alternativa más rentable, duradera y eficiente, frente a la incandescencia.

Y esta alternativa ha venido muy marcada por la Directiva de la Comisión Europea destinada a la retirada del mercado de aparatos con una baja eficiencia energética, en su afán de alcanzar el compromiso 20-20-20, que implica a la Unión Europea, para el 2020, recortar las emisiones de CO2 en un 20%, mejorar la eficiencia energética en otro 20% y conseguir que el 20% de la energía consumida proceda de fuentes renovables.

La sociedad comprende ya las ventajas del LED frente a las bombillas incandescentes, a pesar de que su precio es más elevado.

De todos es sabido que su alto rendimiento ( usan una media de 80% menos de energía que las lámparas tradicionales)  permite amortizar su coste en 2 o 3 años, siendo su vida útil, y dependiendo del fabricante, de una media de 20-25 años.

Para su compra muchos son los parámetros que deberemos tener en cuenta para que la elección del conjunto LED (diodo más lámpara) sea la más adecuada al uso que le vamos a dar.

Se dan a continuación unas pautas para que la elección de este tipo de lámpara resulte lo más ventajosa posible para nuestros usos en el hogar:

1.- DIODO: La marca del diodo y la de la lámpara no tienen porqué ser la misma.Es recomendable que la fabricación del diodo sea coreana, japonesa o americana, tratando de evitar lo taiwaneses o chinos ya que són de menor calidad.

2.- LÁMPARA: Para el tipo de lámpara nos fijaremos en el tipo de LED que estamos adquiriendo, los del tipo SMD 0.5 son los más antiguos, por lo que existen otros más óptimos que podemos escoger. Estos son los SMD 3528, 3060 y 5060 o los tipo LED COB.

3.- INTENSIDAD Y COLOR DE LUZ: Los colores azulados no son los más ideales, pues algunos fabricantes los emplean para compensar la eficiencia. La temperatura de color debería moverse entre 2700 y 3200 K para asegurar una luz cálida con un rendimiento mínimo de 80 (éste es el que se va a exigir como mínimo en la Unión Europea).

4.- VIDA ÚTIL: Elegir aquellos productos que aseguren una vida útil de 25.000 horas como mínimo.

5.- APERTURA ÓPTICA: Las aperturas que mejor iluminación proporcionan son aquellas que se mueven en la horquilla de los 30 y los 40 grados, puesto que si son de entre 20 y 25 grados, el LED sólo dará luz en el eje.

6.- DISIPADOR DE CALOR: La elección de un buen disipador de calor marcará en gran medida la vida útil de la lámpara. Hay que conseguir que la temperatura a la que funciona la lámpara no supere los 40 grados centígrados. El material más recomendable es el de aluminio, con aletas y sólido. Y descartar siempre materiales como el plástico o la calamina.

7.- SELLOS DE GARANTÍA: Finalmente, es recomendable prestar atención a los focos marcados con el sello Energy Star, que garantiza que el aparato se ha fabricado para un uso que protege el ambiente usando la energía eficientemente, y en general a aquellos que estén marcados con clase de eficiencia A+.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s